Cargando...

David Montero

Sevilla, 1973

sobre

Biografía.

Nací en Sevilla al final del franquismo y aquí sigo viviendo 42 años después. Estudié EGB en un colegio "de pago" del que no guardo amigos y el bachillerato en el Instituto Bécquer, donde empecé a hacer teatro en una compañía con la que ganamos certámenes de teatro y fuimos a la Bienal de Jóvenes Artistas de Europa y el Mediterráneo: sí, yo fui un joven artista de Europa y el Mediterráneo. Creyendo que iba a hacerme escritor o flamencólogo, estudié Periodismo. No me interesó el oficio, pero sí la biblioteca y algunas personas. También estudié Arte Dramático. Mi carrera teatral comenzó en un parque temático e inmediatamente después participé en el laboratorio de teatro contemporáneo de Atalaya-TNT. Esta dualidad me parece no sólo significativa sino necesaria para alimentar mi esquizofrenia y así entender la vuestra. Después del laboratorio, vino mi primer paro. Se me ocurrió una solución genial: escribir una obra de teatro y ganar un premio. Conseguí lo primero, no lo segundo; pero insistí. Algunas de mis obras se han publicado, han ganado algún premio o se han representado. Entre ellas, me gustan especialmente "Lullaby", "Insomnios" y "Españoles, Epi y Blas han muerto". También he hecho dramaturgia para performances (lo juro) y para espectáculos de danza y flamenco. Últimamente, además, enseño lo que sé sobre escribir teatro en un taller de la Escuela Pública de Formación Cultural en Sevilla.

Escritura.

Fue así: me senté y empecé a escribir. Y no tenía ni idea de casi nada, pero seguí escribiendo. Mi primera obra, Lullaby, respondía a mi perplejidad por la guerra civil en que puede convertirse una convivencia en pareja. La segunda, Insomnios, pretendía comprender el desgarro sordo que recorre a muchas familias. Y así he seguido escribiendo obras que intentan comprender algo de mí o de lo que vivo o de lo que veo. Algunas obras me han quedado bien, otras las he abandonado tras varios intentos baldíos. Cada obra intento que trate de algo diferente, pero en muchas se dibujan personajes que persiguen sueños equivocados y se consumen por el camino. No sé si a mí me pasa lo mismo. Espero que no. He aprendido o me han inspirado mucha gente, claro. Es raro decir nombres, pero ¿qué no es raro?, así que ahí van unos cuantos: Chejov, Morente, Koltés, Moraíto y Marivela, Bergman, Bolaño, Sanzol, Lynch, Israel Galván, mi padre, Niño de Elche... Pero, sobre todo, aprendo dramaturgia de lo que veo y de lo que vivo y de aquellos con quienes trabajo: Antonio Álamo, Pepa Gamboa, Alfonso Zurro, Antonio Onetti, Juan Carlos Lérida y los actores y las actrices con quienes trabajo cada vez.

Obras.

2014. TODO EL MUNDO
La lechera, Cádiz
2014. AL CANTE
Tanzhaus, Düsseldorf
2011. ESPAÑOLES, EPI Y BLAS HAN MUERTO
Sala Cero, Sevilla
2005. INSOMNIOS
Premio Carlos Arniches
Colección Autores Españoles Contemporáneos
2003. LULLABY
Teatro Central, Sevilla
Premio Miguel Romero Esteo (Accésit)
Centro de Documentación de las Artes Escénicas
Leyenda
Estreno / Premio / Beca / Publicación