Cargando...

Lola G. Otero

Madrid, 1964

sobre

Biografía.

Empecé a escribir muy pronto. Lo primero fue un cuento de Navidad que ganó un premio en la Parroquia de mi barrio; tenía 7 años y creo que fue ahí donde se decidió mi futura relación con las historias pero pronto me abandonó la fé y aunque me volví escéptica no dejé de escribir. Estudié periodismo y me especialicé en comunicación audiovisual y empecé a maridar la palabra con la imagen. Luego llegó el teatro. Empecé a devorar libros, a pasarme la vida en las salas, me apunté a varias escuelas, comencé a representar lo que escribía, a escribir para otros actores, me matriculé en la Resad. He tenido el placer de estudiar con grandes firmas del periodismo y de la literatura y, por supuesto, del teatro. Marifé Santigo, Laila Ripoll, Margarita Piñero, Ignacio García May, Itziar Pascual, Yolanda Pallín, tantos otros... y todos me han dejado una impronta que ha ayudado a construir mi propia voz. Ahora expreso desde un fondo heterogéneo, lleno de influencias, sí, pero exclusivo. Sé que escribo, en palabras de Lorca, para poner la palabra en pie, para hacerla viajera, para darle el lugar que merece y también para saber quién soy. Cada día.

Escritura.

Escribo sobre lo que veo, lo que oigo, los susurros que escucho en las calles oscuras, las miradas que huyen, las risas, los silencios. A menudo el producto de mi obra tiene que ver con la vida, refleja el milagro que se esconde entre las cosas cotidianas. Otras veces es denuncia, mi palabra se empeña en demostrar que otro mundo es posible. Puedo ser crítica o escéptica, mis personajes no siempre son humanos, a veces son objetos, animales, ideas que cobran cuerpo porque han de ser expresadas, tal vez para provocar respuesta y mover las cosas. Me apasionan las ciencias, la música, el cine, todo eso nutre mi dramaturgia, todo aquello capaz de remover paradigmas antiguos y ofrecer perspectivas renovadas. Escribo, creo, desde la vida misma, desde dentro y desde fuera, me dejo seducir por las ideas y las convierto en temas, el resto es oficio.

I write about what I see and what I hear; the whispers I hear in the dark streets, the sudden glances, the laughter and silences. My work is often based on the concept of life, reflecting the miracle hiding in everyday things. I also use my work to denounce issues, with my words being used to demonstrate that another world is possible. I can be critical and sceptical. My characters aren’t always humans; sometimes they are objects, animals, ideas taking shape that need to be expressed, sometimes to provoke a response or change things. I’m passionate about science, music and cinema. Everything that can shift ancient paradigms and offer new perspectives on issues serves to inspire my playwrighting. I write, I think, based on life itself; from inside and out. I allow myself to be seduced by ideas, and I convert them into topics. The rest is just work.

Obras.

2016. CROSSROADS
Teatro Enastron, III Festival de Dramaturgia Española, Atenas
2014. OMMAIGOD
Editorial Fundamentos, Colección Teatro Piezas Breves, RESAD
2012. MAY BE... ESTA VEZ
CC San José de Calasanz, Madrid
2010. SEIS MINUTOS
Sala La Usina, Madrid
2009. CIUDAD JUÁREZ, DESIERTO Y LLANTO
Teatro Calderón, Motril, Granada
II Certámen del área de igualdad del Ayto. de Motril, Granada, 2010
Leyenda
Estreno / Premio / Beca / Publicación