Cargando...

Mario Hernández

Albacete, 1988

sobre

Biografía.

Desde niño manchego, he amado el teatro. Quizá por eso nunca lo he estudiado, porque en el instituto y la universidad lo único que me enseñaron era a odiar lo que estudiabas, y yo quería seguir amando los escenarios, y los telones, y la magia. Sí estudié Dirección y Guión Cinematográficos, quizá precisamente para saber que la magia del cine es harina de otro costal, bella pero farragosa, muy lejana a la hechicería inmediata del teatro. Mis formadores teatrales han sido, en orden nada cronológico, los musicales de Andrew Lloyd Weber, Mayorga y su chico de la última fila, Wajdi Mouawad, Yasmina Reza, ese Shakespeare maldito que no dejó tema inmortal sobre el que sangrar, Miller, Mamet, Miguel Mihura... Cuando me siento a escribir se ponen delante de mí y me observan, me critican, me condenan a la tecla de borrar y a los paquetes de Marlboro. Pero acabamos llevándonos bien. A ellos se les ha unido otros autores no teatrales, como Ray Loriga, o poetas, que aunque yo sólo leo poesía cuando voy al baño, he puesto sobre las tablas el exilio de Benedetti, el canto a la justicia de Miguel Hernández (en un cortometraje), o la búsqueda de la igualdad de escritoras americanas de los 50.

Escritura.

Nada más aburrido, e innecesario, que un autor hablando de sus temas, su estilo, su "yo". Creo firmemente que son los otros, los lectores, los espectadores, mi madre, los que sacan mucho mejor qué hago y qué no. No ha sido hasta hace bien poco, cosa de un año que ves los nexos de unión, las relaciones, tus temas, tus preocupaciones, tu mundo. Veo ahora que me gusta traspasar las barreras del teatro llevándolo a otros ámbitos, como la literatura, como "Héroes", teatro basado en novela pero de estructura puramente cinematográfica; y la sorprendente presencia que tiene la poesía en mis dos últimos trabajos, cómo me he servido de ella para contar el viaje personal y político de Mario Benedetti, o cómo a través de poemas olvidados de Elise Cowen, o Joyce Johnson, dar voz a escritoras silenciadas durante años. En todos los casos, eso sí, compruebo que vuelvo mi mirada al pasado, a nuestro ayer, a viejos temas y viejas historias que se repiten constantemente, que mudan y se transforman pero nunca desaparecen, que explican nuestro incomprensible presente, y vaticinan, no siempre para bien, nuestro futuro. Y leyendo esto, me considero más aburrido e innecesario que nunca. Pero ea.

Obras.

2016. BEAT GIRLS
Inédita
2016. INTIMÍSIMI
Microteatro, Málaga
2015. UNA MUJER DESNUDA Y EN LO OSCURO
Según textos y poemas de Mario Benedetti
Teatro Fernán Gómez, Centro Cultural de la Villa, Madrid
Editorial Acto Primero
2013. HÉROES
Basado en la novela de Ray Loriga
Garaje Lumière, Madrid
2013. A LOS OJOS
El Escondite Teatro, Madrid
2012. BLANCO / NEGRO
Microteatro Por Dinero, Madrid
Leyenda
Estreno / Premio / Beca / Publicación